Que es la ansiedad y cómo identificarla

¿Qué es la Ansiedad?

La ansiedad es una sensación normal que todos experimentamos cuando nos encontramos en de peligro o cuando tenemos temor por nuestro bienestar.

La ansiedad nos sirve para poder reaccionar mejor en momentos difíciles. La activación que genera la ansiedad nos ayuda a superar los exámenes o a tener una reacción más rápida y eficiente en situaciones peligrosas, cargando de energía nuestro músculos y afinando nuestros sentidos.

Sin embargo, si experimentas síntomas de ansiedad de forma continua sin que parezca haber razón para ello es posible que sienta que no consigue hacer frente a las dificultades del día a día, quizás sientas que te desbordas al mínimo contratiempo o quizás tengas dolores musculares, problemas digestivos o insomnio. La ansiedad crónica puede generarte un trastorno de ansiedad.

Como ya hemos comentado la ansiedad es una reacción normal, el objetivo no es hacer que desaparezca, sino aprender a controlarla y reducirla a niveles manejables y adaptativos. Para que podamos beneficiarnos de ella cuando sea necesaria.

¿Cómo saber si tenemos Ansiedad?

Síntomas de ansiedad en el cuerpo (fisiología)

Cuando una persona tiene ansiedad se produce una excitación en su sistema nervioso, originándose una serie de síntomas. Los más comunes son:

Tensión en el cuello, hombros y espalda.

Dificultades de respiración, visión nublada, sofoco.

Taquicardia, opresión en el pecho.

Sensación de nudo en el estómago, náuseas.

Sudoración, temblor, hormigueo en las manos.

Inestabilidad, temblor, entumecimiento en las piernas.

síntomas de ansiedad en nuestra cabeza (pensamientos)

Cuando una persona está ansiosa, tiende a exagerar sus problemas, a preocuparse en exceso antes de que ocurran, a esperar lo peor y a decirse a sí misma que, cuando lleguen esos momentos difíciles, no será capaz de hacerles frente. Por otra parte, al notar los síntomas propios de la ansiedad, tenderá a pensar que está físicamente enferma y que algo terrible le va a ocurrir. Este pensamiento no hará sino aumentar esos síntomas. Es más; antes de que ocurran algunas de esas situaciones, dará por supuesto que se va a poner nerviosa, lo que, efectivamente, le pondrá más nerviosa. Son círculos viciosos que se van estableciendo en torno a la ansiedad.

¿Podemos recuperarnos de la ansiedad?

Sí. Los trastornos de ansiedad a menudo se pueden abordar con éxito con psicoterapia. La terapia cognitiva conductual es una de las opciones más efectivas para los trastornos de ansiedad. La práctica enseña a los pacientes a desafiar los patrones de pensamiento distorsionados para cambiar la forma en que responden.

¿Qué causa la ansiedad?

No es sencillo responder a esta pregunta. Hay muchas causas y varían de unas personas a otras.

– Unas personas tienen problemas con la ansiedad porque tienen tendencia a reaccionar exageradamente ante las dificultades.

– Otras se vuelven ansiosas como consecuencia de un acontecimiento especialmente desagradable.

– En otros casos, la aparición de un problema importante o la acumulación de pequeños problemas causa la ansiedad.

En ocasiones, aparece justo cuando se han resuelto una serie de problemas y, por tanto, era de esperar que esa persona se encontrase mejor. Pero la persona, ha aprendido un modo ansioso de funcionar del que no resulta fácil liberarse.

¿Seguro que la ansiedad no es problema?

Seguro. Es importante saber que la Ansiedad no es un problema sino un síntoma. Vamos a poner como ejemplo el dolor para entender porqué la ansiedad no es el problema.

Si estamos poniendo un cuadro y nos damos con el martillo en un dedo, pararemos de dar martillazos en ese mismo momento. El dolor ha sido provocado por una conducta que yo he realizado (intentar golpear el clavo). Ahora bien, si el dolor fuera provocado por una enfermedad (por ejemplo, tener una pierna rota), ¿quién sería el responsable o el causante de mi padecimiento, el dolor por sí mismo o la enfermedad? Claramente el causante de que yo sufra dolor es la enfermedad puesto que sino el dolor no existiría por sí solo. El dolor es simplemente el síntoma de la enfermedad, el aviso de mi cuerpo advirtiéndome que algo va mal.

Este ejemplo podemos llevarlo a los Trastornos de Ansiedad en general. La ansiedad sería en este caso como el dolor, está “causado” por la enfermedad.

La “enfermedad” sería nuestra forma de ver, percibir y sentir las situaciones y de interpretar nuestros pensamientos y/o ideas como amenazadoras.

5 pasos sencillos para reducir el estrés diario

5 pasos sencillos para reducir el estrés diario El estrés diario o microestrés está generado por contrariedades cotidianas. Si las pasamos por alto y no hacemos algo por compensar estas situaciones, el estrés puede acumularse y perturbar nuestra salud. A veces las...

¡Pienso demasiado! Pensamientos que nos desbordan

Mis pensamientos me agobian La cantidad de pensamientos que tenemos al cabo del día pueden provocar muchas cosas buenas pero también muchas malas. Veamos cómo: María es una mujer de 35 años, trabaja en una cadena de supermercados y cómo dice ella: “su cabeza no para...

Estrategias ineficaces para evitar la ansiedad

Estrategias ineficaces para evitar la ansiedad Todos estamos familiarizados con la ansiedad y las sensaciones que produce. El corazón empieza a latir deprisa, la respiración se acelera y comenzamos a sentir que el estómago se cierra. Puede que también sienta opresión...

Problemas Sociales Pragmatica

Problemas en las habilidades sociales o pragmáticas ¿Qué es eso de Pragmática del Lenguaje? Cuando hablamos de pragmática nos referimos al uso del lenguaje en el contexto social con el fin de comunicarnos entre nosotros. Algunos ejemplos del uso del lenguaje...

Terapia Online

De persona a persona Sabemos que ahora nos necesitas y por eso en Valpe Psicólogos no paramos. Si quieres continuar con tus terapias prueba con nuestro nuevo método online (terapia online).   La misma profesionalidad y cercanía de siempre adaptada a esta situación....
/* JS para menú plegable móvil Divi */