¿Qué es el autismo?

El autismo es un término general usado para describir un grupo de complejos trastornos también conocidos como TEA. TEA es la manera corta y simple de decir el Trastorno del Espectro Autista. Pero los TEA están lejos de ser simples.

Los TEA forman parte de los TGD, esto significa Trastornos Generalizados del Desarrollo. Esto significa que desde el nacimiento o la infancia temprana, el niño manifiesta problemas que afectan a diferentes áreas (lenguaje, socialización, pensamiento, comportamiento, etc.).

Para facilitar la identificación de este tipo de dificultades en edades tempranas, es importante que las familias conozca cuáles son los indicadores o signos que indican la presencia de problemas.

Ver signos de autismo

¿Qué ocurre en el Cerebro de las personas con TEA?

Un cerebro que procesa la información de manera distinta

Tu cerebro es como tu centro de comando. Envía miles de millones de mensajes 24/7 a todas las áreas de su cuerpo. El cebrero juega un papel importante en tres áreas que tienen que ver con el Trastornos del Espectro Autista (TEA):

1. Comunicación: se trata de cómo escuchamos, hablamos, escribimos, o transmitimos mensajes a otros.

2. Socialización: Socializar es hacer cosas con otras personas. El cerebro afecta a cómo socializamos con otros y a la frecuencia con la que deseamos socializar con ellos. Afecta a cómo nos adaptamos a un grupo, a nuestra familia, amigos o a nuestra comunidad.

3. Intereses y comportamientos: los intereses son las cosas sobre las que pensamos y las actividades que disfrutamos. Los comportamientos son las cosas que hacemos y nuestra forma de actuar. El cerebro juega un papel en la frecuencia con que pensamos o hacemos las cosas, y en cuánto las disfrutamos.

El cerebro de las personas con TEA tiene que trabajar más duro a la hora de comunicarse y socializar. Todo este trabajo duro puede hacerles sentir cansados o frustrados, ¡pero pueden hacerlo!

Podemos pensar en las personas con TEA como aquellas que tienen un cerebro igual que el resto de personas, pero que funciona de manera diferente. ¡¿Cómo puede ser esto?!

¡Es igual que las personas Daltónicas! Tienen ojos como el resto de personas, pero funcionan de manera distinta. En este caso, las personas daltónicas tienen dificultades para distinguir entre ciertos colores, por lo general entre verdes y rojos, y ocasionalmente azules. En esta imagen la mayor parte de las personas ven el número 25, pero para el cerebro de las personas Daltónicas el 25 es invisible.

El funcionamiento distinto del cerebro de las personas con TEA puede hacer que sientan de manera más intensas los ruidos, que se centren durante demasiado tiempo en una determinada actividad o que las normas sociales sean invisibles.

Para conocer los indicadores tempranos de los TEA pulsa aquí.

Hemos dejado una selección de libros relacionados con el trastorno del Espectro del Autismo (TEA) que consideramos interesantes al final de la página de TEA en adultos. ¡Pincha aquí para verlo!

Te puede interesar…