Cómo reconocer los problemas escolares en Primaria

La familia y los profesores menudo son los primeros en notar que un niño cuándo un niño tiene problemas en Primaria. A veces, las señales son fáciles de detectar, por ejemplo, un estudiante que simplemente no está avanzando en la lectura . O un niño que, a pesar del esfuerzo obvio, parece que no puede dominar las tablas de multiplicar. 

Pero en otras ocasiones, las señales no siempre son tan claras, y muchos niños, se sienten avergonzados de tener dificultades para hacer cosas otros parecen realizar sin esfuerzo. 

A continuación encontrarás indicadores de problemas escolares en Primaria pertenecientes a todas las áreas del desarrollo. Así podrás reconocer las dificultades antes de que se conviertan en problemas. Además, te contaremos qué puedes hacer para ayudar a tu hijo o hija en caso de que detectes estos problemas.

Indicadores relacionados con el desarrollo cognitivo en Primaria

– Rendimiento académico claramente inferior/superior

– Tiene dificultades para organizar las tareas y actividades

– No es capaz de emparejar, clasificar, identificar siguiendo un criterio sencillo

– Presencia de problemas de razonamiento y comprensión generalizados

– Dificultades para la organización espacio temporal

– Dificultad a la hora de establecer relaciones entre contenidos similares

– Conocimientos por encima de su edad y/o nivel educativo.

– Muestras de originalidad y creatividad

– Posee una gran habilidad para abstraer, conceptualizar, sintetizar así como para razonar, argumentar y preguntar.

– Abordar los problemas y conflictos desde diversos puntos de vista, aportando gran fluidez de ideas y originalidad en las soluciones.

Indicadores relacionados con el desarrollo motor en Primaria

– Torpeza, pobre coordinación motora

– Dificultad para copiar en la pizarra

– Problemas de presión/prensión

– Dificultad en la manipulación de utensilios de pequeño tamaño (sacapuntas, compás…)

– Dificultades en la lateralidad, equilibrio y coordinación

– Problemas en el volteo

Indicadores relacionados con el desarrollo sensorial en Primaria

– Inclina o gira la cabeza, en actitud de escucha, siempre que alguien le habla

– Deficiente producción de sonidos/articulación

– No responde al oír su nombre

– Inhibición ante tareas que requieren atención visual

– No sigue con la vista la trayectoria de un objeto

– Reacciona de forma desproporcionada ante determinados estímulos sensoriales.

– Se siente fascinado por determinados estímulos sensoriales.

– No fija el contacto ocular durante varios segundos sobre un mismo objeto

– Tiende a no mirar a los ojos/cara de su interlocutor

Indicadores relacionados con el desarrollo del lenguaje en Primaria

– Da respuestas que poco o nada tienen que ver con la pregunta realizada

– Presencia de errores en la lectura/escritura (omisiones, inversiones…)

– Falta de habilidad para expresarse

– Utilización de estructuras gramaticales propias de edades muy inferiores

– Problemas se comprensión generalizados (lectura, conversaciones, escritura…)

– Necesidad de apoyo gestual para expresarse y hacerse entender

– Presencia de habla excesivamente formal y con utilización de vocabulario culto

Indicadores relacionados con el desarrollo emocional y social en Primaria

– Dificultad para entender gestos o expresiones faciales

– Aparente falta de sentido común

– Frecuentes malentendidos respecto al comportamiento de sus iguales y adultos

– Dificultad para manejarse en diversas situaciones sociales

– Se sobresalta con ruidos intensos

– No mantiene contacto visual

– Rehuye del contacto físico con los demás.

– Precisa realizar determinados rituales para sentirse tranquilo/a

– Inflexibilidad para adaptarse a diferentes situaciones o a las propuestas de los otros

– Juegos o intereses más repetitivos o estereotipados de lo esperado para su edad

Indicadores relacionados con el desarrollo de la atención en Primaria

– Suele precipitar sus respuestas antes de haber finalizado las preguntas

– No es capaz de concentrarse en una tarea o juego

– No suele ser capaz de seguir múltiples instrucciones

– Descuido, despreocupación por su aspecto y sus materiales

– Rechazo ante los cambios en su rutina o ante nuevos aprendizajes

– Muestra dificultad para jugar con sus iguales de manera tranquila

– Movimientos excesivos de manos y/o pies, incluso sentado

– Presenta un comportamiento poco ajustado a las normas sociales (habla demasiado, se levanta sin permiso, interrumpe a los compañeros…)

Indicadores relacionados con los contenidos académicos en Primaria

– Dificultades o capacidad superior en el razonamiento y la resolución de problemas

– Presenta graves dificultades para acceder al código lectoescritor

– Mala letra

– Evita participar en gran grupo (resolución de actividades, lectura en voz alta…)

– Dificultad para alinear cifras en una operación matemática

– Errores a la hora de seguir el procedimiento de operaciones matemáticas

– Confusión en el uso de signos matemáticos

– Dificultad en la comprensión lectora de problemas numérico- verbales

– Aprende de facilidad y rapidez nuevos contenidos y de gran dificultad

Qué puedes hacer para ayudar a tu hijo

Factores relacionados con la familia y el hogar

No siempre existe una causa concreta y específica para las dificultades de aprendizaje. En ocasiones, los niños tienen un funcionamiento diferente al resto de compañeros. Y esto requiere de estrategias de aprendizaje específicas. En cualquier caso, hay algunos factores que se han mostrado claramente relacionados con las dificultades de aprendizaje en los niños y niñas:

Hipoestimulación

La vida actual deja poco tiempo a las familias para el ocio y el cuidado de los hijos. Además, las nuevas tecnologías atraen de forma intensa a los niños y niñas quienes dejan de lado otro tipo de actividades más estimulantes. Las dificultades en el aprendizaje pueden verse aumentadas si el niño o niña no recibe la estimulación que necesita para el aprendizaje. La lectura, el juego o la interacción con los iguales son la base del aprendizaje en edades tempranas. Es necesario fomentar estas actividades en casa para potenciar el aprendizaje escolar. ojo! No se trata de que realice más actividades, se trata de que realice actividades que realmente le permitan aprender.

No existen pautas de comportamiento claras en casa

La falta de pautas clara en casa puede generar un comportamiento poco organizado en los niños. Los niños se adaptan a los cambios del ambiente, pero pueden tener dificultades para mantener la misma estrategia durante mucho tiempo. Esto es clave para poder estudiar con éxito.

Ausencia de límites

A veces las familias no establecen límites de forma clara a los comportamiento. Los límites proporcionan a los niños seguridad y funcionan como una guía sobre la que desarrollarse de forma efectiva. La ausencia de los límites puede hacer que no desarrollen algunas habilidades y que luego aparezcan dificultades cuando las tienen que poner en práctica. 

Poca dedicación de los progenitores (demasiado tiempo TV, pasar mucho tiempo solos)

A veces el trabajo no deja suficiente espacio para la crianza, en otras ocasiones las tareas domésticas o el cuidado de familiares dependientes deja poco espacio. Esto hace que muchos niños pasen mucho tiempo solos, ya sea en casa, con otro familiar o en actividades extraescolares la falta de dedicación de los progenitores puede llevar a la presencia de algunas dificultades.

Falta de armonía en las relaciones familiares

Los conflictos en el hogar pueden tener un gran impacto en los niños (ansiedad, estrés, triteza). Estos estados emocionales, influyen sobre el rendimiento escolar pudiendo ser la causa de las dificultades.

Sobreprotección excesiva

La ayuda continuada de la familia o la falta de autonomía puede generar en los pequeños falta de seguridad, menos intentos de resolver los problemas por sí mismo y menor desarrollo de habilidades.

Acoso Escolar

Las situaciones de acoso escolar se dan desgraciadamente con una gran frecuencia todavía. Si los cambios observados en su hijo o hija son bruscos y hay rechazo al centro escolar es necesario explorar si está ocurriendo alguna situación de bullying.

Hablar con el centro escolar

Es común que los niños tengan problemas en la escuela. Algunos problemas que podrás resolverlos con tu hijo o hija en casa, pero algunos necesitan la cooperación entre la familia y la escuela. Si detectas en tu hijo indicadores como los que acabas de leer sería positivo que solicites una reunión con el centro escolar.

Exponga de forma clara y concreta (con ejemplos si puedes) los indicadores que has observado. Manifiesta tu preocupación por estos indicadores y pregunta si ellos también los han percibido. Propón una colaboración para que entre todos podáis establecer si estas dificultades están presentes y cómo podéis abordarlas.

Te recomendamos que mantengas la calma, independientemente de la respuesta que te dé el centro escolar. Es mejor, reflexionar y plantear las alternativas de forma tranquila que adoptar posiciones defensivas. 

Consultar con un profesional

Si has empezado a detectar algunos indicadores de problemas y no sabes cómo ayudar a tu hijo/a puedes contactar con nosotros. Tenemos una amplia experiencia en la evaluación y tratamiento de los problemas escolares. Desarrollaremos un plan individualizado, ajustado a las características de tu hijo y de vuestra familia. El plan puede incluir: material para casa, sesiones presenciales u online, orientación a la familia, asesoramiento al profesorado, etc.

Los problemas de aprendizaje no indican que tu hijo o hija no pueda aprender, ni que sea menos inteligente, vago/a o lento/a. Solo indica que su forma de aprender es diferente y necesita un poco de ayuda “extra”. ¡No subestimes las dificultades que has observado!