¿Cómo identificar los problemas escolares en educación infantil?

Hablamos de problemas escolares cuando el rendimiento de los niños y niñas es inferior o superior al esperado si tomamos como referencia su edad o el curso en el que está escolarizado. Desde la educación infantil es posible observar algunos indicadores, de manera que es posible actuar de forma temprana y evitar que las dificultades se conviertan en problemas.  A continuación encontrarás un listado de indicadores de diferentes áreas. Más abajo, también tienes información sobre qué hacer si estos indicadores están presentes.

Indicadores de problemas en edad infantil

Indicadores de problemas cognitivos en Infantil

– Dificultades para recordar actividades rutinarias

– Capacidad de memoria: escasa/superior.

– Lagunas/Dificultades en la asimilación de conceptos básicos (forma, tamaño,…)

– Evita actividades que impliquen esfuerzo mental sostenido

– Implicación en la tarea: desinterés/curiosidad por todo.

– Conocimientos por encima de su edad y/o nivel educativo.

– Se aprecia diferencia significativa respecto a diferentes aspectos del desarrollo (control de esfínteres, marcha, adquisición del lenguaje…)

– Muestras de originalidad y creatividad.

– Posee una gran habilidad para abstraer, conceptualizar, sintetizar así como para razonar, argumentar y preguntar.

– Abordar los problemas y conflictos desde diversos puntos de vista, aportando gran fluidez de ideas y originalidad en las soluciones.

Indicadores de problemas motores en Infantil

– Torpeza generalizada en sus movimientos (andar, correr, saltar…)

– Torpeza en actividades que implican precisión (pinza, recortar, picar, abotonar…)

– Evita realizar actividades manipulativas (trazos, dibujar…)

– Coordinación óculo manual defectuosa

– Caídas frecuentes y marcha inestable

– Dificultades para levantarse/sentarse e iniciar movimientos

– No controla el espacio gráfico

Indicadores de problemas sensoriales en Infantil

– No responde adecuadamente a estímulos visuales/sonoros

– A menudo muestra reacciones desproporcionadas o miedos exagerados

– Se aprecia desorientación en situaciones de cambio de actividad

– Se muestra ensimismado/ausente

– Parece no escuchar cuando se le llama/habla

– No tiene intención comunicativa

– Producción defectuosa de sonidos

– Guiños o acercamiento excesivo a los materiales de trabajo

– Reacciona de forma desproporcionada ante determinados estímulos sensoriales.

– Se siente fascinado por determinados estímulos sensoriales.

Indicadores de problemas en el área lingüística o comunicativa en Infantil

– Dificultad para mantener una conversación sencilla

– Falta de interés en relatos y cuentos

– Dificultades expresivas generalizadas (deseos, necesidades, intereses…)

– Desarrollo lento en la adquisición de palabras y/o frases

– Problemas en la pronunciación o habla ininteligible

– Lentitud en el nombrado de palabras

– Dificultades generalizadas en la comprensión (órdenes sencillas, preguntas…)

– Pobreza en su vocabulario

– Carencia de lenguaje oral o uso poco funcional del mismo

– Falta de participación con sus iguales

– Buen dominio del lenguaje, a nivel expresivo y comprensivo, con un vocabulario muy rico para su edad.

Indicadores de problemas en el área social o emocional en Infantil

– Constantes llamadas de atención

– Mantiene conductas disruptivas o rabietas incontroladas

– Está poco/nada integrado/a

– Tiene fijación por determinados intereses/rituales

– Problemas en la interacción (juega solo…)

– Fácilmente frustrable

– Presenta cambios bruscos de humor

– Inflexibilidad para adaptarse a diferentes situaciones o a las propuestas de los otros.

– Juegos o intereses más repetitivos o estereotipados de lo esperado para su edad.

Indicadores de problemas atencionales en Infantil

– Hiperactividad y/o impulsividad excesiva desde el nacimiento

– Alta distrabilidad

– Parece no escuchar cuando se le habla

– Interrumpe o se inmiscuye en las actividades de otro

– Evita tareas que implican un esfuerzo mental sostenido

– No suele finalizar las tareas propuestas o las entrega rápidamente sin buena ejecución

Indicadores de problemas relacionados con las actividades escolares en Infantil

– Presenta signos de aburrimiento

– Comienza a leer muy pronto y disfruta haciéndolo.

– Da la sensación de que olvida lo aprendido

– Capacidad/dificultad para mantener la atención

– Dificultad para realizar series, categorizaciones, secuencias…

– Lentitud en la asimilación de conceptos

– Dificultad en la adquisición de aprendizajes simbólicos

– Dificultad a la hora de seguir órdenes sencillas

Qué puedes hacer para ayudar a tu hijo

Actividades en casa

– Estimulación

– Establecer pautas de comportamiento claras en casa

– Fomentar límites y rutinas que generen estabilidad y seguridad en los peques

– aumentar el tiempo que les dedicas (reducir el tiempo de TV, salir a calle con más frecuencia…)

– Reducir los conflictos en las relaciones familiares, especialmente entre los progenitores

– Evitar la sobreprotección y fomentar la autonomía

Hablar con el centro escolar

Es importante que comentes con el centro escolar las dificultades que has observado. Puede que el profesorado también haya observado alguna de estas dificultades. Si no es así, puede empezar a observar al niño o niña durante el horario escolar para comprobar hasta qué punto están las observaciones presentes.

En algunas ocasiones, los profesores achacan las dificultades a problemas transitorios o indican que con el tiempo estas dificultades desaparecerán. No obstante, muchas veces estos profesionales no tienen suficiente formación sobre el desarrollo infantil y pueden subestimar las dificultades.

Continua observando a tu hijo o hija, si los problemas persisten vuelve a hablar con el centro escolar. Cuanto más tiempo esté tu hijo o hija sin apoyo mayores dificultades experimentará.

Consultar con un profesional

Si has empezado a detectar algunos indicadores de problemas y no sabes cómo ayudar a tu hijo/a puedes contactar con nosotros. Realizaremos un evaluación inicial y te ayudaremos a estimular las áreas afectadas. En las evaluaciones identificamos si los problemas son pasajeras o moderadas y te orientamos sobre qué tipo de actividades puedes realizar específicamente para tu hijo. Desarrollaremos un plan individualizado que puede incluir material para casa, sesiones presenciales u online, orientación a la familia, asesoramiento al profesorado, etc.

¡No subestimes las dificultades que has observado! Los niños que no reciben la ayuda que necesitan pueden sentirse muy desmotivados con el estudio y su autoestima también se resentirá.