Autismo, signos de alerta